¿Cómo cambiar el tamaño de una fotografía digital?


No todas nuestras imágenes tienen el tamaño exacto que necesitamos, por lo que es importante comprender cómo cambiar el tamaño de una imagen correctamente y cómo funciona el cambio de tamaño.

Cuando se cambia el tamaño de una imagen, su información de píxeles cambia.

Por ejemplo, una imagen se reduce de tamaño, el editor de fotos (Photoshop) descartará cualquier información de píxeles innecesaria.

Cuando se amplía una imagen, el editor de fotos debe crear y agregar nueva información de píxeles, según sus mejores conjeturas, para lograr un tamaño más grande que generalmente da como resultado una imagen muy pixelada o muy suave y borrosa.

Canal Joalgoba

Es por eso que es mucho más fácil reducir el tamaño de una imagen que ampliarla.

Si se necesita una imagen para impresiones de alta calidad (publicación) o de gran formato (póster), asegúrate de que se capture con la mayor resolución y calidad posible debido a la dificultad de ampliación.

¿Estás seguro de que necesitas cambiar el tamaño o simplemente cambiar la resolución?

Definitivamente la resolución de las imágenes afectan su presentación y dependiendo el medio en donde las verás (digital o impresa) será el mejor ajuste y esto a su vez ayudará también a determinar el mejor tamaño de la imagen.

Para ello debes tener claro lo siguiente:

  • PPI (píxeles por pulgada) se refiere a la resolución de la pantalla o cuántos píxeles individuales se muestran en una pulgada de una imagen digital.
  • DPI (puntos por pulgada) se refiere a la resolución de la impresora, o al número de puntos de tinta en una imagen impresa.

Canal David Castro

Escalado versus cambio de tamaño

Cuando se trabaja con imágenes basadas en píxeles es importante comprender que escalar una imagen en programas como Word, Powerpoint, InDesign o Dreamweaver en realidad no cambia el tamaño de la imagen sino que solo estiras o reduces las imágenes.

Al escalar, la resolución no se ajusta para adaptarse mejor al nuevo tamaño, sino que los píxeles se estiran y pueden aparecer pixelados.

Esto nos da como efecto secundario una imagen muy borrosa o pixelada.

Escalar imágenes más pequeñas que las dimensiones originales no afecta tanto la calidad, pero puede tener otros efectos secundarios.

Por ejemplo, si cargas una imagen muy grande en un sitio web y la reduces a un tamaño más pequeño, el sitio web aún debe cargar la versión de tamaño completo de esa imagen y podría hacer que la página web se cargue más lentamente.

Otro buen ejemplo sería cuando utilizas una app para fotos se recurre a una imagen miniatura de la imagen original para agilizar el despliegue en los teléfonos móviles sin perder la calidad de la imagen.

Canal José Ángel Cernuda

Excepciones.

Una pequeña cantidad de escala puede estar bien, específicamente cuando se reduce.

Sin embargo, recomendamos encarecidamente cambiar el tamaño de las imágenes en editores de fotos como Photoshop o GIMP para lograr la máxima calidad fotográfica.

Los gráficos vectoriales (como imágenes prediseñadas y gráficos en Word o Powerpoint) no están formados por píxeles y, por lo tanto, se pueden estirar a cualquier tamaño sin pérdida de calidad.

Fuentes: YouTube