El arroz rojo el mejor acompañante para una comida mexicana

El arroz rojo es un platillo de arroz mexicano con muchos nombres. Ya sea que lo conozcas con el nombre de arroz rojo o arroz a la mexicana, es un sabroso acompañamiento para cualquier comida.

En México, el arroz se sirve con casi todas las comidas.

Hay muchas formas de preparar el arroz. Este elemento básico está lejos de ser una adición suave y aburrida sobre la mesa.

Si has estado en un restaurante mexicano, probablemente hayas probado alguna forma de este sabroso acompañamiento de arroz.

Prepara un delicioso arroz rojo con KiwiLimón 

Fuentes: KiwiLimón , YouTube y El Universal 

En su aspecto más básico, el arroz rojo es un arroz pilaf que se condimenta con jitomates y ajo.

Algunas veces encontrarás vegetales agregados y es aquí cuando es mejor conocido como arroz a la mexicana y algunas veces lo encontrará simple y es cuando se le conoce como arroz rojo.

Pero, en cualquier caso, es una excelente forma de animar una guarnición típica de arroz.

¿Cuál es la diferencia entre el arroz español y el arroz mexicano?

¿Cómo llamarías este platillo de arroz rojo?

¿Arroz Mexicano?

¿Arroz español?

Lo curioso es que este platillo de jitomate y arroz es desconocido en la cocina de España. Los platos de arroz al estilo pilaf español a menudo son de color amarillo debido al azafrán, como la paella.

Me inclino a creer que la confusión comenzó con esas mezclas de platos de los supermercados en caja cuando intentaron diversificar sus ofertas y hacer que pareciera que eran dos cosas diferentes.

Entonces, ahora el público en general piensa que el arroz español y el arroz mexicano son dos platillos distintos, cuando de hecho, el arroz español realmente no existe.

Extraño cómo evolucionan las cosas.

Entonces, ahora que sabemos cómo se debería llamar, aquí hay algunos consejos para hacer un arroz rojo mexicano perfecto con calidad para un restaurante.

  • Enjuaga tu arroz: Este simple paso evita que el arroz se aglomere mientras se cocina.
  • Tuesta tu arroz: Otro paso simple paso que agrega una gran profundidad al platillo.
  • Usa caldo, no agua. Cocinar el arroz con caldo de pollo le dará otra capa de sabor.
  • Picar tus zanahorias. Deseas que las verduras que agregues a tu arroz sean del tamaño de los chícharos y si son frescas las verduras mucho mejor.
  • No levantes la tapa. Tu madre tenía razón. El arroz necesita vapor para cocinarse bien y esponjarse. Levantar la tapa permite que el vapor escape antes de que haga su trabajo.

¿Por qué hacer arroz rojo o la mexicana casero? ¿No puedo comprar una caja en la tienda?

Claro que podrías. Pero realmente, este platillo es tan simple de hacer que no deberías pensar que necesites ir a comprar la mezcla en una tienda.

Y si los necesitas, aquí hay algunas razones más para convencerte de por qué hacerlo tú mismo es mejor.

  • Hacerlo tú mismo toma el mismo tiempo que hacerlo desde la caja
  • Tus verduras estarán frescas, no rehidratadas
  • Hecho en casa es más bajo en sodio que la mezcla de caja

Además, el arroz rojo es un acompañamiento tan versátil. Puedes hacerlo solo con jitomates, cebollas y ajos para un platillo sencillo.

O bien, puedes agregar otra dimensión de sabor y color agregando algunas verduras pequeñas al arroz.

Los guisantes, el maíz y las zanahorias pequeñas en cubitos son los vegetales más tradicionales para agregar.

Pero lo que sea que le agregues, solo quieres asegurarte de mantenerlo cortado en cubitos. Esto lo ayuda a cocinar rápidamente y le da al platillo una buena consistencia en general.

El arroz es excelente para acompañar a su vez a otros muchos platillos mexicanos, como carnitas de cerdo, mole rojo o tacos de pescado.

¡Pero no te detengas allí!

¡Nos encanta agregar arroz a nuestros burritos junto con frijoles refritos y salsa! ¿A ti, cómo te gusta servir el arroz a la mexicana?