El sobrino Rafael


El otro día fui a casa de mi tía a quien no había visto en un tiempo, ella siempre se ha portado muy amable aunque algunas veces no estoy de acuerdo con sus comentarios no significa que no aprecie el tiempo que paso con ella.

Uno de mis sobrinos, el mayor va a ser su examen de ingreso a nivel superior, cuando entré no fue a saludarme porque estaba haciendo su guía interactiva examen comipems muy concentrado en la página de UNITIPS , decidí no molestarlo y nos fuimos a platicar a la cocina.

Ella me sirvió un poco de café y pastel que sobró del día anterior, ya había comido pero me dijo vergüenza rechazar la comida.

-¿Y qué has hecho Adrianita? – preguntó curiosa

-Pues, no mucho- mentí

La verdad es que había pasado un año muy difícil, cambié muchas cosas como cortar con mi novio, retomar mi escuela y tal vez desempolvar algunos sueños de mi juventud pero conocía a mi familia y algo que hacen de forma frecuente es dejar que corra el chisme así que si le decía a ella, se tomaría eso como misión personal y para mañana todos sabrían que mi vida es un desastre.

Vpideo: YouTube

Mi mamá tenía un “truco” que tuvo que aprender a la mala donde básicamente haces una versión light de tu vida, no es lo ideal pero al menos con eso no te tachaban de grosera y con eso tenían parte de la información que querían escuchar.

Así que le daba noticias tipo “Pues tengo nuevo trabajo”, “Estoy cursando otra materia” y oraciones cortas, claras y concisas sobre cómo iba mi vida, funcionaba bastante bien.

Para mi fortuna, mi sobrino Rafael terminó su guía y se unió a la plática, él me cae muy bien porque creo que recuerda cuando jugábamos juntos además ha crecido muchísimo este tiempo y según el doctor todavía le faltaba para dar el famoso “estirón”.

Fue por todos sus papeles y me explicó que universidades quería, porque, cuantos aciertos requería para poder ser aceptado, las opciones que había puesto, los planes A, los planes B lo tenía todo muy masticado, me sorprendí muchísimo ya hubiera querido yo tener tanta información – e interés- en algo.

Conforme seguía la plática me daba cuenta de cómo Rafael había crecido emocionalmente, le dije que si pasaba su examen le invitaba un helado y que sino también pero confiaba mucho en que él iba a hacer todo lo posible para hacerlo.

Fuentes: UNITIPS y Edomex

Mi historial de exámenes no era el mejor y no me iba a poner a hablar de eso porque la verdad es que hubiera sido muy desalentador. Ya platicando los 3 me dijo la fecha en la que era incluso me pidió el favor de que lo acompañara a lo que acepte con mucho gusto y aparté el día en mi agenda para que no se me olvidara.

Estaba contenta por ver cómo había cambiado a momentos me recordaba a mí misma a su edad pero en una versión ultra mejorada obviamente. Ahora solo queda esperar pero yo confío que él podrá lograr lo que quiera.

Me despedí de Rafael y mi tía porque ya era tarde pero pasé un buen día con ellos.

 

Resultado de imagen para studying group