Evolucionar, un beneficio de la transformación digital en la empresas


Entre los beneficios clave de la transformación digital en las empresas, es el elevar a las empresas a organizaciones centradas en el cliente y pudiera ser lo más obvio y evidente.

Cuando esto sucede, los resultados de este beneficio clave son una mayor percepción del cliente y una mejor experiencia general del cliente.

Así como la tecnología permite a las empresas obtener información sobre sus activos, también les permite capturar información y obtener una visión más profunda de sus clientes.

Con el auge del comercio electrónico y las redes sociales, hay una gran cantidad de datos de clientes para que las empresas se reúnan.

Por ejemplo, al escuchar lo que dice la gente en las redes sociales, las empresas pueden entender lo que les gusta a los clientes y lo que conduce a la insatisfacción.

Mediante el uso de aplicaciones y programas que se pueden integrar con sitios web de comercio electrónico y redes sociales, las empresas pueden capturar, utilizar y analizar esta información y transformarla en información valiosa.

Ante un mayor conocimiento del cliente, se conduce también a la transformación de la experiencia general del cliente.

Al comprender mejor a sus clientes, las empresas pueden ofrecer lo que desean sus clientes.

Por ejemplo, al utilizar estos conocimientos y la información de los clientes, las empresas pueden proporcionar a los clientes productos, servicios e incluso promociones más personalizadas.

La tecnología también permite a las empresas proporcionar a sus clientes una experiencia verdaderamente digital.

Por ejemplo, las empresas ahora pueden brindar servicio al cliente a través de los canales de redes sociales, asegurando así a los clientes que son escuchados y que sus quejas se resuelven lo más rápido posible.

La transformación digital en las empresas no solo está mejorando la forma en que operan desde dentro y cómo interactúan y se relacionan con los clientes, sino que también está redefiniendo todo su modelo de negocio.

Los consumidores ahora están dispuestos a pagar no solo por los productos y servicios físicos, sino también por los digitales.

La tecnología también permite a las empresas aumentar sus productos y servicios físicos con ofertas digitales.

Finalmente, la tecnología ha conectado economías de todos los tamaños y ha abierto la puerta a la globalización.

La tecnología ha permitido a las empresas operar en cualquier parte del mundo permitiendo una comunicación más rápida y estableciendo servicios compartidos para sus funciones de soporte, como finanzas y recursos humanos, e incluso sus funciones básicas como ventas y fabricación.

Mejoras masivas y transparencia en el envío y la logística, junto con un acceso más fácil y mayor a los cargadores, el comercio extendido de las economías avanzadas y las grandes compañías multinacionales a los países en desarrollo, nuevas empresas, pequeñas empresas e incluso personas.

Si bien las oportunidades que presenta la globalización están incentivando a las empresas a transformarse digitalmente, la competencia que conlleva la globalización también las obliga a cambiar.

La transformación digital permite a las organizaciones abrir nuevos canales de venta, encontrar nuevos mercados y oportunidades, aumentar los ingresos y mejorar la eficiencia.

Pero para comenzar su proceso de transformación digital, las empresas deben comenzar con la conexión y la administración de datos para garantizar que se suministre la más alta calidad de datos a la empresa.

Solo entonces las empresas pueden aprovechar completamente los beneficios comerciales de la transformación digital.

¿El tema te pareció interesante y quieres conocer más de él? Visita WOBI para estar mejor informado.