¿Qué es el acero HSLA?

HSLA significa acero de baja aleación de alta resistencia. Es un tipo de acero al carbono que tiene pequeñas cantidades de elementos de aleación añadidos a su composición química.

Los elementos de aleación se utilizan principalmente para aumentar la resistencia del acero.

Además de ser capaz de proporcionar una mayor resistencia sobre el acero al carbono, el acero HSLA también se puede hacer para tener una mayor dureza y ser más sensible al tratamiento térmico.

Los elementos de aleación también se pueden usar para aumentar la resistencia a la corrosión del acero.

¿Cómo se fabrica el acero HSLA?

El acero HSLA está hecho de una manera similar a otros tipos de acero. El mineral de hierro y el carbón se combinan en un horno que funde materiales que queman algunas de las impurezas.

Luego se agregan cantidades y tipos de elementos de aleación a la mezcla fundida, dependiendo de la calidad del acero HSLA.

Una vez que se ha logrado la composición química adecuada, se realizan otros pasos para garantizar que haya un nivel mínimo de contaminantes en el acero HSLA.

El acero se deja solidificar en forma de un lingote rectangular grande. El lingote de acero HSLA se trabaja hasta las dimensiones finales.

¿Cómo funciona el acero HSLA?

El acero HSLA puede tener muchas ventajas diferentes sobre el acero al carbono estándar.

La adición de elementos de aleación aumenta la resistencia y la dureza porque los átomos de los elementos ayudan a bloquear el movimiento de dislocación en la microestructura de un acero al carbono.

Se sabe que los elementos de aleación tales como tungsteno, vanadio, silicio, níquel, molibdeno y manganeso aumentan la resistencia y la dureza del acero al carbono.

El níquel es especialmente útil para aumentar la dureza.

La resistencia a la corrosión también se puede aumentar en los aceros HSLA. Los elementos de aleación como cobre, níquel y cromo pueden aumentar la resistencia a la corrosión del acero.

Esto se logra porque el cobre, el níquel y el cromo en acero HSLA son más propensos a oxidarse que el hierro. Esto protege al hierro de la formación de óxido de hierro u óxido.

Hay muchos grados diferentes de acero HSLA disponibles debido a la variedad de combinaciones de elementos de aleación que se pueden usar.

La composición química y el grado deberían depender de la aplicación prevista del acero HSLA.

Uno de los tipos más populares del acero HSLA es ASTM A36.

El ASTM A36 es un acero HSLA de uso general. Se usa comúnmente cuando se construyen estructuras de acero. Es asequible, soldable y mecanizable.

Esta versatilidad, combinada con sus excelentes propiedades mecánicas, es lo que la hace una elección tan frecuente para aplicaciones estructurales.

Esto lo saben perfectamente los fabricantes de estructuras metálicas y es por ello que usan este tipo de grado de acero.

Otro uso común es en aplicaciones estructurales donde no se aplica un revestimiento o capas de pintura, como en la construcción de puentes.

Los grados comunes de acero resistente a la intemperie incluyen ASTM A242 y ASTM A588.

El acero HSLA no se usa únicamente para aplicaciones estructurales. Con frecuencia también se usa en tuberías de transmisión de petróleo y gas siendo el API 5L Grado X70 uno de los materiales más comunes utilizados para las tuberías modernas.

Por supuesto, hay muchos otros grados de acero HSLA disponibles.

Algunos grados son más fáciles de soldar que los mecanizables, mientras que otros están fabricados para resistir la abrasión o endurecerse por precipitación.

Se debe usar el mejor criterio de ingeniería al seleccionar un acero HSLA apropiado para un trabajo.

Referencia: Metalitec, YouTube, Gob.Mx